Mamoplastia de reducción, cirugía de reducción de pecho

Reducir el volumen de tus mamas para conseguir una figura proporcionada y mejorar tu salud

Se trata de una cirugía muy creativa que apenas tiene riesgos, muy agradecida y satisfactoria para la paciente que soluciona muchísimos problemas de salud relacionados con la espalda, la columna y la piel del pliegue submamario.

Las vidas de estas pacientes dan un giro muy positivo, casi todas adelgazan, se ven más guapas y afrontan la vida con mucha más seguridad. Su positivismo las invita a cuidarse más, adoptando actitudes muy saludables como el deporte.

Es un cambio importante en vuestro cuerpo. Vais a ganar gran calidad de vida, os aumentará la autoestima.

Debemos informaros exhaustivamente y sopesar bien la decisión.

Es una cirugía que personalmente encuentro muy satisfactoria siempre que la paciente este muy informada: cicatrices, lactancia, exploraciones futuras y la recomiendo claramente cuando percibo que os limita en vuestros hábitos cotidianos (deportivos, relaciones personales, vestuario, exponeros en bañador) y por supuesto si el peso que soportáis os provoca dolor o molestias diarias en la espalda.

Debemos comprobar vuestro estado de salud y descartar signos de anemia por lo que solicitaremos un estudio de preanestesia. Realizaremos una exploración mamaria exhaustiva y una mamografía previa a la intervención.

Os cito en el Hospital Vithas Sevilla Aljarafe media hora antes de la cirugía. Os darán una habitación, donde pasareis unas horas más tras la operación. Es una cirugía que podemos realizarla sin problema con anestesia local bajo una sedación. No sentiréis absolutamente nada y permite que sea en régimen ambulatorio. Cuando os despertéis ya tendréis hasta el vendaje puesto.

Es una cirugía que sigue un patrón de diseño, pero es muy creativa, tenemos que conseguir perfecta simetría. Es por esto que es difícil ajustar el tiempo de la intervención que puede ser de 2 a 4 horas.

Siempre os tengo que aclarar que es difícil transmitiros por escrito una técnica quirúrgica. Se hace mejor, como en la consulta, con diseños y fotografías.

Al principio, antes de tumbaros, os tomamos medidas y pintamos un patrón para que ambas mamas queden iguales. Tratamos el tamaño de las areolas (reducirlo o no según vuestros gustos), las subimos utilizando una lengua de tejido que plegaremos hacia arriba. Resecamos el tejido mamario del polo inferior y cola de la mama siguiendo el patrón. Y finalmente montamos y suturamos cada mama. Cada paciente necesita un patrón diferente, por lo que hay que explicaros con detenimiento la técnica en la consulta, de forma personalizada.

Yo necesito un aparato para diseñar las nuevas areolas. Los tengo de varias medidas, porque cada paciente tiene un gusto. Por lo demás no hace falta nada específico.
 
Os dejaré un drenaje, que es como una gomita que irá cubierto por las compresas y el vendaje. No utilizo el drenaje aspirativo, que es el que va unido a un bote y es el que más conocéis.
Para daros mayor calidad solicitamos una habitación donde descansar unas horas tras la intervención. No es necesario dormir en la clínica ya que es una cirugía de carácter ambulatorio.

No es dolorosa y las molestias se calman perfectamente con analgésicos habituales. La cicatriz es la que conoceís en forma de “T”. Lo ideal es hacerla horizontal muy corta para que tengamos un escote muy natural y quede completamente tapada por un bikini de la moda actual. Tenemos que cuidarla mucho durante unos 15 días.

La primera revisión es al día siguiente para quitaros el drenaje y comprobar que no hay ningún signo de infección ni sangrado.

Después os reviso cada 3 días y finalmente será suficiente con una revisión semanal.

Información rápida

Cirugía

Requiere cirugía

Tiempo de la intervención

1 hora aprox.

Anestesia

Local

Ingreso hospitalario

No es necesario

Resultado definitivo

A los 7 días de la intervención

Revisiones

4

Alta médica

A los 3 meses

Para más información:

  • 954 46 40 58