Labioplastia o ninfoplastia, cirugía genital de los labios menores

Remodelar tus labios genitales puede mejorar tu calidad de vida y tu vida social e íntima

Estar insatisfecha con la anatomía genital, es un problema muy frecuente. Un problema no solo estético, también físico.

Un reciente estudio británico pone de manifiesto que esta tendencia se encuentra en auge, la investigación se publicó en BMJ Open, donde aseguran que la demanda de cirugías genitales femeninas de todo tipo está creciendo considerablemente. Igualmente, los investigadores confirman que las operaciones para remodelar los labios mayores y los labios menores de los genitales son cada vez más comunes.

Si la indicación quirúrgica está justificada por vuestros motivos y tiene una base anatómica, tiene un alto grado de satisfacción. Lo ideal es que vosotros consultéis lo que os preocupe y sea el cirujano el que realice la indicación porque en ocasiones la solución no es el quirófano.

El motivo de consulta es el exceso de piel labios menores, pero a veces estos se alargan envolviendo al clítoris. Por eso habría que hacer una remodelación a ese nivel.

En caso de realizarlo de forma aislada es una cirugía de carácter ambulatorio. Los preparativos son mínimos. Al igual que las molestias y las revisiones postoperatorias.

Pero es habitual el tratamiento de forma conjunta a otra cirugía, debido a la pequeña agresión que supone. Se aprovecha la oportunidad del quirófano, por eso es tan importante una entrevista sincera en la consulta.

La realizamos en un quirófano, en las instalaciones del Hospital Vithas Sevilla Aljarafe. Normalmente empleamos anestesia local con sedación debido a la sensibilidad de la zona.

Su duración es de media hora.

El secreto de esta cirugía es la delicadeza con que debemos tratar los tejidos para disminuir el proceso inflamatorio de los tejidos, realizar una sutura que no precise ser retirada y detalles o recomendaciones que reduzcan las molestias.

No precisa ningún material específico.

No precisa. Podréis deambular sin problemas.

No es doloroso. Es una zona sensible pero almohadillando bien la zona es muy llevadero. 

Cursa con inflamación durante unos días. Y solamente limitará el uso de vaqueros y prendas muy ajustadas. La herida cura fácilmente y la cicatriz posterior es imperceptible.

Recomiendo evitar el coito durante dos semanas y comenzar de forma progresiva.

Precisa muy pocas revisiones. Simplemente seguir la cicatrización de la herida.

Información rápida

Cirugía

Requiere cirugía

Tiempo de la intervención

Media hora aprox.

Anestesia

Local bajo y/o bajo sedación

Ingreso hospitalario

No es necesario

Resultado definitivo

A los 7 días

Revisiones

4

Alta médica

A los 3 meses

Para más información:

  • 954 46 40 58