Flori de la Rosa:

Maxtopexia con prótesis de pecho

"A raíz de hablar con ella ni me lo pensé. Para nada se nota que es un pecho operado"

Flori era muy reacia a operarse porque ella es muy natural, le gusta hacer deporte, lleva una vida saludable y le daba pánico que el pecho le quedase artificial. Pero desde que habló con la Dra. Durbán, dejó de dudar.

El proceso quirúrgico y el postoperatorio lo recuerda divertido y agradable, para nada traumático,  todo lo contrario.

Flori ha sido madre joven y quería volver a disfrutar de un pecho bien colocado acorde con su edad. La Dra. Durbán es una amante de la naturalidad, por eso Flori ha quedado encantada con el resultado. Su pareja piensa que “es el mejor dinero gastado”.

Para más información:

  • 954 46 40 58