Liposucción. Técnica, cómo se realiza, intervención, datos interesantes…

QUÉ ES LA LIPOSUCCIÓN Y QUÉ CONSEGUIMOS

La liposucción es una técnica que se utiliza en cirugía estética para remodelar la silueta del cuerpo del paciente mediante la extracción de la grasa que se acumula en una zona concreta. Estas acumulaciones, que se deben a causas hereditarias u hormonales, suelen producirse en el abdomen, nalgas y caderas, muslos, rodillas o debajo del mentón. Gracias a la liposucción devolvemos la armonía a la figura, estilizándola de forma sorprendente.

La técnica de la liposucción se puede realizar básicamente de dos formas:

  1. Con la expiración de la grasa acumulada mediante una jeringa conectada a una máquina succionadora
  2. Utilizando ultrasonidos con el mismo fin. Cuando se utilizan cánulas succionadoras, éstas se insertan a través de pequeñas incisiones en los depósitos de grasa localizados debajo de la piel que queremos retirar. Al tratarse de jeringas muy pequeñas, no producen cicatrices que sean apreciables después de un tiempo.

Os muestro un vídeo del testimonio de uno de mis pacientes.

DATOS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA CON RESPECTO A LA LIPOSUCCIÓN

  • La liposucción es una técnica muy efectiva que no para de ver aumentada su demanda debido a los buenos resultados que ofrece a quienes se someten a ella. Un aspecto clave de ello es que la grasa extraída no vuelve a aparecer ya que las células grasas paran de reproducirse al terminar la pubertad, evitando así una repetición de la acumulación de grasa.
  • Por el motivo anterior, la liposucción no está indicada antes de los dieciséis años, ya que de hacerse antes, no supondría unos resultados definitivos para el paciente.
  • Esta técnica es una solución para suprimir aquellos depósitos de grasa que se niegan a desaparecer con la práctica regular de ejercicio y el seguimiento de una dieta equilibrada. Esto significa que no debe emplearse a la mínima que el paciente tiene un acumulo de grasa, sino que se debe utilizar como última opción.

En este vídeo os explico sobre este tema:

Del mismo modo, una vez realizada, el paciente deberá seguir unos buenos hábitos alimenticios y de ejercicio para evitar una posterior acumulación de grasa debido al sedentarismo.

La intervención, suele durar de 1 a 3 horas, dependiendo de la técnica utilizada y de los depósitos de grasa a tratar. Mi equipo y yo la realizamos con anestesia local con sedación. La reincorporación a la rutina dependerá de cada paciente pero en las semanas siguientes de la operación no podrá hacer esfuerzos y deberá proteger la zona operada con una faja especial o unas compresas elásticas indicadas por el cirujano.

La profesionalidad y experiencia del cirujano serán clave para obtener unos resultados que se adecuen a la voluntad del paciente, por eso debemos contactar solo con los mejores cirujanos estéticos.

 

Compártelo en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

× ¿Hablamos?