Opérate en solo 10 pasos

Buscamos un compromiso real con nuestros pacientes, confiamos plenamente en el trato personalizado, en una relación médico-paciente cercana y en el diseño de cada caso particular como claves del éxito de nuestro trabajo.

Conocer bien tu cuerpo (calidad de tu piel, enfermedades, posturas, circulación, capacidad de cicatrización…) es imprescindible para prevenir posibles complicaciones, así como elegir y diseñar consecuentemente la mejor solución. Conocerte a ti es, si cabe, más fundamental aun, ya que el mundo del gusto y de lo estético es muy personal. Todo esto es necesario para poder ajustar vuestras expectativas a los posibles resultados reales.

Mi equipo y yo conseguimos todo esto en 10 sencillos pasos.

1

Conócenos

Para conseguir un buen resultado en cirugía estética o reconstructiva, aparte de una buena cirugía debe existir una buena relación medico-paciente donde exista confianza por vuestra parte y entendimiento de vuestros deseos por la nuestra.

A partir de conocernos cara a cara en nuestra consulta de Sevilla es donde empieza nuestro camino. Hablaremos con detalle antes de la intervención.

Exploración

Es imprescindible exploraros para estudiar la viabilidad de vuestros deseos. Me explicáis qué queréis mejorar de vuestro cuerpo y posteriormente valoro aspectos técnicos de la cirugía para ver la viabilidad de la intervención.

2

3

Explicación

Tras valorar las opciones que existen según vuestro caso concreto, desarrollamos un “plan quirúrgico”que os explico detalladamente en consulta. Os indico cómo será la cirugía, duración de la intervención, el resultado, el reposo, el dolor… Os cuento la necesidad de realizaros un estudio de preanestesia, cuyos resultados examinaré en la siguiente consulta.

Preguntas y respuestas

A veces ya he resuelto la mayoría de las dudas pero es buen momento de analizar cualquier otra que os siga inquietando. Una de las dudas es referente al presupuesto de la intervención, este dato os lo facilitamos al final de esta primera visita.

4

5

Segunda visita

Como en la primera visita os hago la recomendación de apuntar todas las dudas, comenzamos respondiéndolas. A continuación hablamos de los detalles, intento daros gran cantidad de información para que nada os sorprenda: cómo es el quirófano, tipos de anestesia, técnica que emplearé, productos, material de presoterapia, complicaciones y, en definitiva, todas las circunstancias que se pueden dar en vuestra cirugía.

Estudio preanestésico

Previo a cualquier intervención quirúrgica, es necesario que acudáis a una consulta de un anestesista, éste os realizará un estudio general que incluye varias pruebas:
Analítica preoperatoria, revisión de ecografías y resonancias, comprobación de que vuestro corazón funciona perfectamente, valoración de la anatomía nasal, que vuestras glucemias estén bien… En definitiva, os harán un chequeo para comprobar que todo está bien.

6

7

La programación

Hablaremos con detalle antes de la intervención, indicándoos a qué hora debéis de llegar al hospital, qué ropa debéis de poneros… y programaremos una fecha adecuada para la operación.

Tratamiento y recomendaciones

Prescripción de un tratamiento preoperatorio y postoperatorio. En casos generales para prevenir la infección, para disminuir el dolor, protección gástrica… O bien en casos particulares, como hipotiroidismo, uso de anticonceptivos, existencia de alguna alergia, anemia…

8

9

La cita del quirófano

Llegaréis a la clínica media hora antes de la intervención, tiempo suficiente para que recojan vuestros datos en la recepción y os den habitación. Una vez allí, os recogeré para ir a quirófano y os presentaré al resto del equipo, os haré una fotografía exclusivamente de la zona a tratar, os tomaré medidas y realizaré un patrón que servirá de guía para la intervención. Se aplicará la anestesia mientras charlais con el anestesista y lo siguiente es…

El resultado

La primera revisión suele ser a las 24 horas de la intervención. Para mí es muy importante para descartar las complicaciones agudas que es cuando se pueden solucionar poniéndoles tratamiento.

Vosotros en este momento no debéis valorar el resultado ya que todavía existirán signos de inflamación.

A partir de aquí os suelo revisar semanalmente, con citas que vamos alargando progresivamente hasta que finalmente sean revisiones semestrales o anuales.

10

En la primera cita explicamos estos diez pasos con mucho más detalle y observamos tu caso con detenimiento escuchandote y explorándote.