Cirugía genital masculina

Remodelar la zona genital masculina puede reportar grandes satisfacciones

La cirugía genital masculina pretende mejorar el aspecto estético, entendido como medidas y proporciones, pero basándonos en un criterio funcional. 

Existen patologías en esta zona que tienen un criterio realmente reconstructivo, más que estético, pero están especialmente entrelazados estos dos conceptos. Por el mismo motivo siempre se realizan estas intervenciones con la colaboración quirúrgica de nuestro especialista en urología.

Es muy importante que trasmitan al cirujano sus deseos. Sabiendo que la insatisfacción comprende no sólo a las medidas sino también al funcionamiento. 

Sólo tras una sincera y bilateral comunicación podré realizar correctamente una indicación y cumplir sus expectativas.

  • Pene pequeño: Las dimensiones normales del pene en flacidez se mide desde la piel pubo-peneana hasta el meato uretral. Se considera la medida media del pene en flacidez de 8,8cm ± 2,4cm y en erección de 12,9cm ± 2,9cm. Sólo deberíamos considerar como candidatos al paciente con pene en flacidez menor de 4cm y en erección menor de 7,5cm.
  • Pene palmeado: Es una alteración en la unión con el escroto. La piel escrotal se extiende hasta el pene que tiene un funcionamiento normal pero dando una apariencia de pene pequeño
  • Pene enterrado: es aquel que se encuentra camuflado entre la grasa suprapúbica y también aparenta un pene pequeño.
  • Enfermedad de Peyronie: consiste en la formación de placas de fibrosis en la túnica albugínea del pene que impiden la erección, provocando una incurvación del pene hacia el lado de la placa. La incidencia es mayor en pacientes con diabetes, enfermedad de Dupuytren (afectación de la aponeurosis de la mano), instrumentación uretral y enfermedad de Paget.
  • Hipospadias: Es un defecto complejo del pene que comprende alteraciones en la longitud de la uretra y localización del meato urinario, alteraciones cutáneas y enterramiento del pene.
  • Traumatismo genital: Descritos según la causas en traumas cerrados (contusión), abiertos (corte, avulsión, mordedura) o quemaduras.

Como toda cirugía precisará un estudio preoperatorio para comprobar el estado de salud del paciente.

En la cirugía de implante precisamos otras pruebas más específicas además del estudio de preanestesia: Eco Doppler, test de erección farmacológica, monitorización de erecciones nocturnas, rigidometría.

La mayoría de estas técnicas pueden realizarse con anestesia local bajo sedación. En los quirófanos del Hospital Vithas Sevilla Aljarafe. Con posibilidad de alta el mismo día.

La excepción sería en los niños que necesitarán una anestesia general, porque responden de forma diferente a la sedación.

El tiempo es variable dependiendo de la técnica y anatomía del paciente pero no suelen durar más de 2 horas.
Existen diferentes procedimientos para mejorar la función del aparato genital y para dar al pene el aspecto de ser más largo.
 
  • Eliminación de la grasa del pubis, mediante Liposucción. Técnica complementaria a la cirugía de alargamiento.

    Cirugía de alargamiento mediante la sección del ligamento suspensorio y realización de colgajos de piel para aportar tejido. Cirugías de recolocación del escroto.

    Su indicación principal es la disfunción eréctil que no responde a tratamiento farmacológico. Aunque puede ser una alternativa en la enfermedad de Peyronie que curse con déficit de rigidez. No afecta a la sensibilidad, ni al aspecto externo. La satisfacción del paciente es alta.

  • Prótesis peneana: la finalidad es dar rigidez al pene en el momento deseado. Su indicación principal es la disfunción eréctil que no responde a tratamiento farmacológico. Aunque puede ser una alternativa en la enfermedad de Peyronie que curse con déficit de rigidez. No afecta a la sensibilidad, ni al aspecto externo. La satisfacción del paciente es alta.
  • Cirugía del hipospadias: Existen varias técnicas para corregir este defecto (injertos, colgajos) difíciles de explicar por escrito. Es importantísimo valorar cada caso individualmente. Ya que influye no sólo la anatomía, sino el número de intervenciones previas.
  • Cirugía de la enfermedad de Peyronie: Indicamos cirugía en los casos de resultar ineficaz el tratamiento médico o intralesional, cuando el paciente presenta dificultad en el coito.
  • Cirugía del traumatismo genital. Reposición de los tejidos y prevención de la infección.
Sobre las prótesis hay mucho que decir por eso creo que es preferible que acudáis a la consulta.
 
La indicación es variable dependiendo de la anatomía, destreza del paciente y existencia de cirugías previas. Dependiendo del mecanismo de acción pueden ser mecánicas, maleables o hidráulicas; y según su complejidad de uno, dos o tres componentes.

Para darles mayor calidad solicitamos una habitación donde descansar unas horas tras la intervención, aunque no sería necesario ya que es una cirugía de carácter ambulatorio. Como excepción siempre los niños.

No son cirugías dolorosas, aunque recomendamos una pauta analgésica para mejorar las molestias del postoperatorio.
Son muy variables y normalmente a demanda. El implante siempre necesita un seguimiento exhaustivo para vigilar la aparición de complicaciones.

Información rápida

Cirugía

Requiere cirugía

Tiempo de la intervención

1 hora aprox.

Anestesia

Local bajo bajo sedación

Ingreso hospitalario

No requiere. A demanda del paciente

Resultado definitivo

A los 7 días

Revisiones

Mínimo 4

Alta médica

A los 3 meses

Para más información:

  • 954 46 40 58